«‘Los festivales no somos solo eventos festivos, sino que tenemos una responsabilidad con nuestras ciudades y nuestros vecinos. Lo que más satisfacción nos da es que Tribu sea un evento accesible a todas las personas, sin excepción. Y si además ese trabajo se reconoce como lo han hecho estos premios y podemos llevar el nombre de Burgos por toda Europa, debemos estar orgullosos», ha reconocido Héctor Aguilar, director del festival burgalés, tras conocer que Tribu es finalista en los Iberian Festival Awards.

La organización de estos premios, que reconoce la labor de todos los que hacen posible los festivales portugueses y españoles que lideraron el panorama y destacaron sobre los demás en 2018, ha anunciado que el evento burgalés es finalista en la categoría de Festival Sostenible (Contribution to Sustainability) y compite con festivales como La Mar de Músicas, Noches del Botánico o Rototom Sunsplash. 

«Hemos sido seleccionados entre más de 450 festivales de España y Portugal. En diciembre pasamos el primer corte, siendo elegidos entre los 50 mejores y ahora, votados por el público y un jurado profesional de la industria musical y publicidad, somos uno de los cinco finalistas nacionales», explica Aguilar.

Los Iberian Festival Awards forman parte de European & UK Festival Awards, por lo que su repercusión es internacional. En el caso de la cita burgalesa se ha valorado, entre otros aspectos, la labor social que realiza en la ciudad de Burgos trabajando por la visualización y solución de las necesidades de accesibilidad que tienen los espacios y eventos culturales de este tipo; el trabajo que se hace por la inclusión; y en cuanto a la sostenibilidad medioambiental, la labor que se hace para que el impacto en la ciudad sea el mínimo posible, realizando un reciclaje selectivo de residuos e integrando las infraestructuras del festival con las calles y plazas existentes gracias a proyectos de arquitectura efímera.

Tras conocer la noticia los responsables de Festival Tribu ha querido recordar y agradecer el apoyo que tuvieron en la pasada quinta edición de sus colaboradores, Ayuntamiento de Burgos, San Miguel, Museo de la Evolución Humana, Fundación Caja de Burgos y Biblioteca Pública de Burgos, y el de las más de 32.000 personas que pasaron por el evento e hicieron posible Tribu. 

En esta última edición Tribu contó con más de 40 empresas burgalesas que trabajaron directamente para el evento, y logró un alcance en medios de más de 8 millones de espectadores y un impacto económico en la ciudad de 1,6 millones de euros. Unas cifras que esperan mantener en la edición de 2019, de la que han anunciado que pronto habrá noticias.