El esfuerzo que los organizadores de Tribu han hecho para conseguir que sea el festival multidisciplinar más accesible del panorama nacional es digno de reconocimiento. No sólo por las medidas de accesibilidad que van a permitir a todas las personas disfrutar de él, también porque cuenta con actividades dirigidas por personas con diversidad funcional“, ha dicho Lorena de la Fuente, concejala de Cultura del Ayuntamiento de Burgos y presidenta del IMCyT  (Instituto Municipal de Cultura y Turismo). Lo ha hecho en la rueda de prensa celebrada hoy para presentar toda la programación de la quinta edición de Festival Tribu, que del 17 al 23 de septiembre se desarrolla en 10 escenarios de Burgos con más de 40 actividades artísticas, gastronómicas y musicales. Medidas de accesibilidad visual,  Intérprete LSE en todos los talleres y charlas, bucle magnético en la mayoría de los espacios, zona reservada para personas con movilidad reducida en el Escenario San Miguel en el que se van a desarrollar la mayoría de los conciertos y una APP móvil accesible con mapas y horarios son algunas de estas medidas

Lorena de la Fuente ha reseñado además el papel importante de la mujer en este festival en el que un 60% de las bandas son femeninas. Un gran avance teniendo en cuenta que en 2017 sólo un 15% de las bandas que actuaron en los principales festivales de música españoles tenían formación o presencia de mujeres. “Como público de otros festivales veíamos que no había apenas bandas femeninas, y creemos que para crear referentes entre los más jóvenes es necesario que haya nombres femeninos en lo alto de los carteles musicales, para normalizar algo que debería ser habitual. Y hemos apostado por ello“, ha destacado en la misma rueda de prensa el director de Tribu Héctor Aguilar, quien espera que pasen por esta edición entre 30.000 y 35.000 personas.