El Festival Tirbu afronta su cuarta edición completamente renovado, con un ambicioso programa y una imagen también nueva.  “Tribu regresa para consolidarse como el primer y único festival urbano burgalés y con la intención de convertirse en cita de referencia a nivel nacional entre un público variado, y que quiere ser escuchado y cuidado explica Héctor Aguilar, portavoz del festival.

En la renovación de la imagen ha tenido mucho que ver la diseñadora Clara Briones. Sin abandonar lo que ha sido Tribu hasta ahora, la nueva identidad refleja una madurez tras estos años. Todo el lenguaje visual está formado por trazos imperfectos, más manuales y artísticos, como es Tribu; un festival hecho con esfuerzo, mimo y apto para todos los públicos”, cuenta la creadora de la nueva imagen.